Elecciones en Estados Unidos ¿Política o prensa rosa?

Trump - Clinton

Últimamente todos los días recibimos nuestra dosis mediática sobre estas elecciones, pero hay algo paradójico: nunca se habla de propuestas políticas. Al fin y al cabo, da un poco igual porque gane quien gane, seguirán teniendo el poder los mismos de siempre (y sin presentarse a las elecciones). Las opciones electorales son tremendas. Por un lado, tenemos a la derecha más neoliberal e imperialista, representada por Hillary Clinton, apoyada por los más poderosos del país y la propaganda mediática occidental. Por el otro, tenemos a la alternativa populista con tintes pseudofascistas, representada por el vilipendiado Donald Trump. Vaya país.

Sin embargo, toda esta morralla nos puede servir para extraer lecciones importantes sobre lo que nos pretenden inculcar los mass media:

-1) Culto al personalismo. Las elecciones son una competición individual para convertirse en líderes supremos. El trabajo de partido basado en programas políticos es lo de menos. No se votan portadores de propuestas, se votan salvadores carismáticos.

-2) Banalización de la política. La política se convierte en algo parecido a la prensa rosa. Que si a tu marido se la chupaba una zorra, que si el otro llamaba foca a su ex… en fin, un show que no tiene nada que ver con planteamientos socioeconómicos. Claro, la idiotización de la política es necesaria para mantener el sistema. Todo el mundo sabe que este paripé es una mierda, incluso ellos, pero cuanto más se acostumbre a la gente a la mierda, menos asco les acabará dando dicha mierda.

Es comprensible que se nos taladre cotidianamente con este tipo de propaganda para intentar mantener que EEUU es una democracia, en vez de un régimen oligárquico que exporta muerte y torturas por el mundo de forma constante. Lo flagrante es que haya tanta gente trabajadora que se trague ese rollito macabro. ¡Incluso hay quien se traga los debates Clinton-Trump!

Usamos cookies para una mejor experiencia. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.